4/5/09


Chegou o luns e chegará o martes e o tempo implacable, incansable, segue.

6 comentarios:

sole dijo...

Todos los días, lo primero que hago al abrir el ordenador es mirar el blog para ver con qué me sorprendes. ¿De dónde has sacado esa imagen, puñetera? Aunque,¿ se contradice un poco con el texto,no?.
Yo la foto la interpretaría como una metáfora del hecho de poder tener el tiempo en tus manos para disfrutarlo a tu gusto. Vamos, como foto de viernes, no de lunes.
En cualquier caso sigues superándote.

Acurruncheira dijo...

Esta imaxe tireina da Internet, de onde se non?
O tempo nunca o temos nas mans, el é que nos ten, non ten parece?
Grazas pola túa fidelidade.

Anónimo dijo...

Cómo Sole, te visito cáda día. Estoy impresionada, que no sorprendida. Yo, esta imágen la interpreto como el tiempo que se nos escapa de las manos, ya ves. Besos Bego.

A Curruncheira dijo...

Eu sigo a pensar, só un pensamento, que as que escapamos somos nós.
Bicos

Anónimo dijo...

Isto tamén é o tempo e non só o paso das agullas dun reloxio co seu tic, tac..tic tac....
Y a la luz de esta ventana
vengo todas las mañanas.
Aquí me siento sobre mi silla de paja
y venzo las horas largas
leyendo en mi libro y viendo cómo pasa
la gente a través de la ventana.
Cosas de poca importancia
parecen un libro y el cristal de una ventana
en un pueblo de la Alcarria,
y, sin embargo, le basta
para sentir todo el ritmo de la vida a mi alma.

León Felipe

Gustame o teo blogue

A Curruncheira dijo...

Grazas, sexas quen fores,por este agasallo que deixas en forma de poema.