23/6/09

SEN TÍTULO

A noticia golpeuna como un mazazo e xa non foi quen de continuar co que estaba a facer. Algo se lle revolvía no seu interior non querendo aceptalo. Sentou na silla e alí quedou ata que o teléfono fíxoa voltar á realidade, dábanlle de novo a noticia que xa sabía .
Contendo a rabia que lle quería saír pola boca, fixo unhas cantas chamadas e preparouse para saír, puxo calzado cómodo e meteu o tabaco no bolso. A noite ía ser moi longa.
.....................................................................
Vémonos pronto- dixéranse o sábado ao se despedir .

3 comentarios:

Bajo mis pies dijo...

Algunas noticias nos golpean fuerte, es cierto, y lo que mas cuesta es asumirlas.
Bss Amiga (y sigo sin traductor)

jorge dijo...

Una llamada, un par de frases. Diez segundos.

Y cambian todos los fundamentos.

Algo tan natural como quedar para verse al dia siguiente es imposible.

Seguir con la vida cotidiana es imposible.

Vivir, parece imposible.

Sole dijo...

Nunca sabré si es mejor estar viendo venir las desgracias o recibirlas de repente.
Lo cierto es que, de una forma u otra, la pérdida de aquellos/as a los que queremos, suele ser un golpe brutal e injusto.
Bicos